sábado, 29 de julio de 2023

MOISES




 

Cosas sobre Moisés:

·         Escondido  durante tres meses (Éxodo  2:2)

·         Escondido en "cañas de papiro"; "cesta de mimbre"; cubierto de alquitrán y brea.

·         Abandonado / Adoptado

·         La nueva madre permitió que la madre biológica  le amamantara (Éxodo 2:9)

·         ¿Se adapto?

·         Tenía acceso a la riqueza y comodidades.

·         Era "un hombre poderoso en palabras y obras". (Hechos 7:22)

·         Era un hombre de convicciones.

·         Quiso "liberar" a los israelitas de la injusticia mientras estaban en Egipto, pero ellos no lo vieron así.

·         El estilo personal de liberación de Moisés no es lo que Dios pretendía. Hechos 7:29 - después de esto huyó a Madián.

·         Hechos 7:35 a pesar de que Moisés fue rechazado por ellos, fue a él a quien Dios eligió para regresar.

·         Éxodo  14-15 - Moisés no tenía a nadie.  Los hebreos lo rechazaron y el faraón intentó matarlo.

 

A veces las historias de la Biblia hacen que las personas de las que se habla parezcan demasiado buenas para ser verdad.  Parecen tan diferentes de nosotros, y no podemos imaginar tener el tipo de fe que ellos tienen, o ser capaces de lograr las cosas que hicieron.  ¿Pero sabes qué?  Aunque si, ellos hicieron cosas que fueron impresionantes, los verdaderos milagros y las cosas impresionantes fueron hechas por Dios.  Las personas solo fueron usadas por El para hacerlo.  Muchas veces, no eran personas que uno esperaría.

Hoy vamos a hablar de Moisés.  Hay algunas cosas sobre él que algunos de vosotros vais a poder leer y decir "¡eh, es como yo!".  Moisés fue un hombre maravilloso que tuvo una vida realmente inusual.  Empezó siendo adoptado para salvar su vida.  Creció rodeado de gente que no era de su familia para poder seguir con vida.  Lo más probable es que supiera que era diferente y que la mujer que lo crió no era su verdadera madre.  Pasó los primeros cuarenta años de su vida viviendo en los palacios de Egipto, y lo más probable es que tuviera muchas posesiones y cosas bonitas.  ¿Crees que esto le hizo sentirse realizado?  No.  Moisés sabía que su verdadera familia estaba fuera de este palacio.

Como los egipcios temían que hubiera tantos israelitas que pudieran sublevarse y atacar a los egipcios, el faraón ordenó que todos los bebés varones de un año fueran ejecutados.  La madre de Moisés se enteró y decidió esconder a Moisés.  Pudo hacerlo durante tres meses, pero no pudo seguir escondiéndolo sin que otros lo encontraran.  Así que lo metió en una cesta en el río Nilo, el más largo del mundo.  Casualmente, estaba cerca de donde la hija del faraón iba a bañarse.  Encontró a Moisés y quiso quedárselo.  Tenía pocos meses, así que buscó a su madre y le pagó para que lo amamantara cuando lo necesitara. Así, Moisés fue criado por una madre adoptiva, la hija de Faraón.



Cuando Moisés tenía unos cuarenta años y había vivido toda su vida como nieto del faraón, debió de sentirse insatisfecho.  Parece que sabía que su pueblo era esclavo de Egipto.  En Éxodo 2:11-12, dice que "...salió hacia sus hermanos y contempló sus duros trabajos...".  Cuando vio a uno de los egipcios golpeando a un hebreo, dio muerte al egipcio y enterró su cuerpo en la arena.  Moisés debió pensar que este acto habría hecho que su pueblo hebreo le apreciara, y no parece que fuera así. Cuando vio a dos hebreos discutiendo, les preguntó: "¿Por qué golpeáis a vuestro compañero?".  Y ellos le respondieron: "¿Quién te ha hecho príncipe o juez sobre nosotros? ¿Pretendéis matarme como matasteis al egipcio?" (Éxodo  2:13-14) Cuando Moisés oyó esto, supo que lo ocurrido era más conocido de lo que él pensaba.  Cuando el faraón se enteró de lo sucedido, intentó matar a Moisés.  De repente, Moisés se dio cuenta de que no era aceptado ni por los egipcios ni por los hebreos y sintió que no tenía un pueblo propio al que acudir.  Fue entonces cuando Moisés huyó al desierto.

A la edad de cuarenta años, Moisés comenzó una nueva vida.  Se encontró con un grupo de hermanas que estaban siendo acosadas por unos pastores en un pozo mientras intentaban abrevar a su rebaño. Moisés ahuyentó a los pastores y ayudó a las mujeres a abrevar él mismo.  Esto le llevó a ser invitado a cenar con el padre de ellas y, finalmente, a casarse con la mayor de las hermanas, Séfora. Tuvieron un hijo llamado Gersón, que significa "He sido extranjero en tierra ajena".

Cuando Moisés tenía alrededor de ochenta años, un ángel del Señor se le apareció en el monte Sinaí (también llamado monte Horeb). El ángel parecía arder con fuego a su alrededor.  Pidió a Moisés que se quitara las sandalias porque era tierra santa y, al acercarse, le transmitió un mensaje de Dios.  Dios dijo: "Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob".  Tienes que entender que esto era absolutamente asombroso para Moisés, y él estaba abrumado con lo asombroso de Dios.  El verso 6 dice "Entonces Moisés ocultó su rostro, porque tenía miedo de mirar a Dios".  Dios le dijo a Moisés que había visto la aflicción de Su pueblo en Egipto, y cómo estaban sufriendo, y que era hora de sacarlos.  Le dijo a Moisés en el versículo :10 "...te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a Mi pueblo, los hijos de Israel". 



Moisés no se lo creía.  ¿Qué podía hacer para salvar a los israelitas?  ¿Por qué iba a escucharle el faraón? ¿Qué debía decir Moisés exactamente?  Todas estas preguntas se las hizo a Dios.  Dios le respondió que estaría con él, y que Moisés debía decirles a los israelitas que había sido enviado por "YO SOY EL QUE SOY", y que (3:17) "...os haré subir de la aflicción de Egipto a la tierra de los cananeos...". Dios dio una respuesta muy simple sin muchos detalles.  La razón es que Dios quiere que confiemos en Él. Cuando realmente confiamos en Dios, no necesitamos preocuparnos por los detalles.  Así que Moisés fue a Egipto.

Dios le dijo a Moisés que su hermano Aarón hablaría por Moisés, porque Moisés estaba preocupado de no ser lo suficientemente buen orador para hacerlo. (4:10-14).  Así que Aarón y Moisés fueron juntos y dijeron a los israelitas que Dios iba a sacarlos de Egipto.  Aarón hizo "señales a la vista del pueblo". (4:30) Cuando vieron las señales, creyeron.  Moisés y Aarón fueron entonces a ver al faraón y le dijeron: "Así dice el SEÑOR, el Dios de Israel: 'Deja ir a mi pueblo para que me celebre una fiesta en el desierto'".  (5:1) El faraón, por supuesto, dijo que no. 

 

El Faraón y Moisés fueron y vinieron muchas veces durante las siguientes semanas y meses.  Moisés y Aarón continuaron pidiéndole al Faraón que los dejara ir, el Faraón continuó diciendo que no, y entonces Dios traería una plaga sobre los egipcios como señal de que Él quería que los dejaran ir.  Esto sucedió 10 veces.  Las plagas fueron:

·         El agua del río Nilo se convirtió en sangre. (7:20)

·         Cayeron ranas del cielo. (8:2-6)

·         El polvo de la tierra se convirtió en mosquitos. (8:16-17)

·         Enjambres de insectos. (8:21-24)

·         Pestilencia del ganado. (9:3-6)

·         Forúnculos y llagas. (9:8-10)

·         Granizo. (9:18-26)

·         Langostas. (10:4; 12-15)

·         Oscuridad densa durante tres días. (10:21-23)

·         Muerte a todos los primogénitos. (11:4-7)




Y en el momento de la plaga numero 10 , Dios instituyó lo que llamamos "La Pascua".  El mes en que esto ocurría iba a ser en adelante el primer mes del año del calendario judío.  Esto se hizo con el fin de recordar dos cosas: "el paso" de la muerte que no tocaría a los israelitas pero sí a los egipcios.  En segundo lugar, era para recordar que el Faraón permitió a los israelitas salir de Egipto y de su esclavitud.  Las instrucciones eran que sacrificaran un "cordero pascual" y se lo comieran esa noche.

En nuestra fe cristiana, éste es uno de los momentos más importantes de la Biblia.  Este relato fue muy real, pero también simbólico.  El "cordero pascual" que se sacrificó esa noche en cada hogar israelita era una imagen del sacrificio de Jesús.  Gracias a Jesús, todos somos salvos de los caminos del mundo, que conducen a la muerte.  Todos tienen la oportunidad de ser salvados por Jesús.  Unos pocos serán salvos ahora, y ellos son llamados su "iglesia", su "novia".  El resto del mundo tendrá su oportunidad en el Reino.  Cuando Jesús murió, murió en el día de la "Pascua", y murió en el momento muy específico en que el cordero que se comía dentro de cada hogar debía ser sacrificado (Números 9:3; Mateo 27:46).

Cuando el faraón finalmente dejó ir a Moisés y a los israelitas, fue porque Dios finalmente lo había humillado, al menos por un tiempo.  La noche de la Pascua le fue arrebatado a Faraón su primogénito, así como los primogénitos de todas las familias de la tierra de Egipto. (Éxodo 12:29-30) Entonces Moisés, Aarón y todos los israelitas abandonaron Egipto y marcharon hacia el Mar Rojo para cruzar a lo que hoy es Arabia Saudí.  Aquí ocurrió el acto más conocido de Moisés. 

Éxodo 14:21 "Y Moisés extendió su mano sobre el mar; y el SEÑOR  hizo retroceder el mar con un fuerte viento del este toda aquella noche, y puso el mar en seco, y las aguas se dividieron."

El Mar Rojo fue "partido".  Si se pregunta qué aspecto tenía, 14:22 nos da una idea.

Éxodo 14:22 "Y los hijos de Israel entraron en medio del mar sobre tierra seca; y las aguas les servían de muro a su derecha y a su izquierda."

Imagínese caminando por el lecho del Mar Rojo - una tremenda masa de agua - y a cada lado de usted había una pared de agua de decenas de metros de altura, siendo milagrosamente sostenida por el poder de Dios.  ¡Qué espectáculo debe haber sido!  Los egipcios los persiguieron hasta el Mar.  Cuando los israelitas habían cruzado, Dios pidió a Moisés que extendiera de nuevo su mano sobre el mar, y éste se desplomó sobre los egipcios.  El ejército del faraón fue aplastado por las olas del mar y desapareció.

La última porción de cuarenta años fue Moisés guiando al pueblo a través del "Desierto del Pecado".  Durante este tiempo, leemos que Dios dio a Moisés los "Diez Mandamientos", así como el resto de la ley.  Sin embargo, antes de que Moisés pudiera bajar de la montaña, el pueblo hizo un "becerro de oro" que disgustó mucho al Señor y a Moisés.  Tuvieron varias experiencias tan pronto como cruzaron el Mar Rojo que requirieron fe y confianza en Dios para que los librara, y no creyeron cada vez hasta que Dios ya los había ayudado, y sólo entonces creerían.  Este fue un ejemplo para nosotros del que habla el Apóstol Pablo en el libro de Hebreos en el capítulo 4.  Debemos confiar en que Dios nos librará y proveerá para nosotros, y no preocuparnos por las situaciones en las que nos encontramos. La verdadera confianza en Dios significa que sabemos de antemano que Él proveerá, y por lo tanto no estamos preocupados.

En el capítulo 34 del Éxodo, se cuenta que Moisés vio realmente la espalda de Dios, posiblemente el único ser humano que lo haya visto jamás.  Su rostro brillaba tanto por ello que la gente tenía miedo de mirarle, y por eso llevaba un velo sobre la cara mientras les hablaba.  Dios dio a Moisés las instrucciones para construir el Tabernáculo, que es uno de los acontecimientos más importantes del Antiguo Testamento.  Se trataba de un edificio portátil de sacrificios que era una imagen simbólica del plan de Dios para salvar al mundo, así como del papel que tanto Jesús como la Iglesia desempeñan en sus sacrificios a Dios. 

Se acercaron a Canaán, la tierra que Dios les había prometido, pero el pueblo votó que no podrían vencer al enemigo, porque éste era demasiado grande (Números 13).  Por lo tanto, Moisés y los israelitas fueron sentenciados por Dios a vagar por el desierto hasta que toda esa generación muriera y no se les permitiera entrar en la "tierra prometida", porque no creían en Dios después de todos los maravillosos milagros que había realizado. (Números 14:22-23) Para Dios es muy importante que confiemos en Él.  En Hebreos 11:6 leemos:

"Pero sin fe es imposible agradarle".

Debido a que Josué y Caleb creían que Dios los habría liberado, fueron los únicos dos hombres de esa generación a los que se les permitió entrar en la Tierra Prometida junto con la siguiente generación.  Incluso al mismo Moisés no se le permitió entrar, pero por una razón diferente.  Moisés se enfadó mucho con los israelitas y dijo algo que no debía. 

Deuteronomio 32:51 "porque rompisteis la fe conmigo en medio del pueblo de Israel, en las aguas de Meriba-cadés, en el desierto de Zin, y porque no me tratasteis como santo en medio del pueblo de Israel."

En un momento dado, el pueblo tuvo miedo porque no tenían agua para beber.  En lugar de tener fe y pedir ayuda con calma al Señor, sabiendo que Él proveería, clamaron contra Dios y Moisés con frustración y miedo.

Números 20:4 "¿Y por qué habéis hecho subir a la congregación de Yahveh a este desierto, para que muramos allí nosotros y nuestro ganado?".

Pero a pesar de que Israel actuó de forma inapropiada, Dios les ayudó.  En Números 20:8, Dios les dice a Moisés y Aarón:

Números 20:8 "Toma la vara, y reúne a la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña delante de sus ojos, y ella dará su agua, y tú les sacarás agua de la peña; así darás de beber a la congregación y a sus bestias."

Se les ordenó que hablaran a la roca y vieran cómo se producía el milagro de Dios.  En lugar de eso, golpeó la roca con su vara.


Números 20:11 "Entonces Moisés alzó su mano y con su vara golpeó dos veces la roca..."

Por no seguir las instrucciones específicas de Dios, a Moisés no se le permitió entrar en la tierra prometida.  Ese es probablemente el mayor error que cometió Moisés.

Moisés, a pesar de ese error, es considerado uno de los líderes y profetas más importantes de la historia de la nación de Israel.  Se habla de él muchas veces a lo largo de las Escrituras.  A pesar de que la nación de Israel fue infiel, Moisés oró por ellos y suplicó a Dios en su nombre muchas veces para que Dios los salvara.  Su vida estaba completamente dedicada a Dios.  Sus días se emplearon completamente en Su servicio.  Moisés hizo muy poco para vivir la vida según sus propios deseos.  En comparación con Jesús, él es mencionado en Hechos 3:19-21 cuando se discuten los "Tiempos de Restitución" que sucederán en el reino de Dios.  Fue discutido por Esteban en Hechos 7, hablando de todas las cosas maravillosas que Dios hizo a través de él.  Verdaderamente, Moisés fue usado por Dios en una de las maneras más únicas que alguien haya sido usado por Dios.

Moisés murió a los ciento veinte años (Deuteronomio 34:7).  El pueblo lloró durante un mes después, y luego quedó bajo el liderazgo de Josué. De Moisés leemos:

Deuteronomio 34:10 "Y desde entonces no se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien el SEÑOR  conociera cara a cara."






                             TOMADO DE LA REVISTA  BOAZ MAGAZINE...PRONTO EN ESPAÑOL

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Para descargar  el Libro de ADAN A SION en español…dale clip al siguiente enlace…Una Gran Bendición te espera al conocer el Plan Divino de Nuestro Creador



                     https://drive.google.com/file/d/1CxlrBt5V3ozxEk0joNWx45Q73Z11bCyY/view


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::





Boaz Bible Students, somos  un grupo de cristianos que se dedican al Estudio de La Palabra de Dios. Tenemos estudios bíblicos verso a verso, participamos en ferias locales para animar a nuestros compañeros cristianos a mirar más profundamente en sus Biblias y tener una relación más cercana con Dios.

Si deseas investigar más a fondos diferentes temas bíblicos puedes visitar los siguientes sitios:

https://www.boazbiblestudents.es/

HuntsvilleBible.com

(Sitio en Ingles)

Los Estudiantes de la Biblia Boaz, esperan que usted haya recibido una bendición del estudio anterior. Si usted tiene algún comentario o pregunta con respecto a este artículo o cualquier tema que tenga que ver con las Escrituras, nos encantaría saber de usted. Si estás interesado en unirte a nuestros estudios bíblicos contáctanos a la dirección de abajo o puedes enviarnos un correo electrónico a Biblestudents@gmail.com o Visitarnos en Facebook en: Boaz Bible Students, desde allí también puedes encontrar nuestra página web.

Boaz Bible Students

    PO Box 162

    Boaz, AL 35957

 United States, Alabama


 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

 

 

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTUDIO MAS RECIENTE

La Tarea del Pastor // The Pastor’s Task – Parte 1

  “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia de Dios,...

OTROS ESTUDIOS DE INTERES (Y MUCHOS MAS EN NUESTRO ARCHIVO DE PUBLICACIONES)