jueves, 27 de octubre de 2022

El Plan De Dios Para El Hombre (Parte 1) 23 Lecciones para el Estudio de la Biblia en el Hogar


 




El Plan de Dios para el Hombre

 

TODO el universo es gobernado de acuerdo con los designios fijos del Creador. Puesto que esto es verdad, aquellos que siembran semillas saben que a su debido tiempo segarán una cosecha; y los astrónomos pueden pronosticar los movimientos exactos del sol, de la luna, y de las estrellas. Dios tiene un plan también para sus criaturas humanas, cada detalle del cual está desarrollándose exactamente según su diseño.

Dios creó la tierra como el hogar eterno del hombre, pero él advirtió a nuestros primeros padres que la vida de ellos dependería de la obediencia a su ley. Ellos desobedecieron y fueron condenados a la muerte. Por la herencia esta condena de muerte pasó a su prole, y desde entonces la familia humana ha experimentado más de seis mil años de pecado, enfermedades, y muerte. Ahora se teme que la raza entera pudiera ser destruida por el mal uso egoísta de las invenciones y de los descubrimientos humanos.

Pero la Biblia nos asegura que esto no ocurrirá, y que, en cambio, la raza humana será restaurada a la vida como fue diseñada al principio por el Creador. El plan de Dios por lo cual esto se lleva a cabo, ha estado avanzando hacia su finalización a lo largo de los siglos, y la Biblia revela que ahora el tiempo está cerca para la consumación gloriosa de aquel plan. Aquellos que entienden el plan de Dios para el hombre están llenos de esperanza en vez de miedo.

Hay muchas facetas del plan divino, como usted descubrirá al usar este libro de estudio. No es un libro sólo para leer. Usted recibirá el mayor provecho de él asegurándose de que entiende las respuestas a las preguntas en cada lección antes de pasar a la siguiente.

Y para adquirir este conocimiento es importante también que usted busque todos los textos bíblicos que son citados y lea el material de referencia sugerido. Le recomendamos estos estudios temáticos de la Biblia. Si surgen preguntas que no se contestan en los estudios, no dude en escribirnos.

Los materiales de referencia sugeridos en las “Ayudas para los Estudiantes” son los seis tomos de los Estudios de las Escrituras. Con la excepción del primer tomo, El Plan Divino de las Edades, los demás tomos están disponibles solamente en inglés. Así que las páginas citadas de los tomos 2 al 6, al final de cada lección, se refieren a las ediciones en inglés.

 

 


 

EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección I

La Creación del Hombre

 LOS SEIS “días de la creación” a los cuales se hace referencia en el primer capítulo del Libro de Génesis no se relacionan con la obra original de crear el universo, sino con la preparación de nuestra tierra para sostener la vida, la vida humana en particular. Se nos informa que la tierra ya existió antes del comienzo de estos “días” de la creación. —Génesis. 1:2 (A)

En realidad estos días eran épocas largas de tiempo durante las cuales se llevó a cabo la preparación gradual de la tierra para la habitación humana. Fue hacia el final del sexto “día” que el hombre fue creado, a la imagen de Dios, y se le mandó multiplicarse y llenar la tierra. (Génesis. 1:26-31) La “imagen de Dios” a la cual el hombre fue creado no significa una semejanza física, sino una moral. El hombre fue dotado con la capacidad de razonar y entender las instrucciones de Dios acerca de lo correcto y de lo incorrecto, de lo bueno y de lo malo. (B)

Ser creado a la imagen de Dios no implica que el hombre fue dotado con inmortalidad, tampoco significa que un “alma inmortal” fue implantada en alguna parte del organismo humano. La expresión “alma inmortal” no aparece en ninguna parte de la Biblia. La palabra “alma” simplemente significa una criatura. La criatura, Adán, consistía de un organismo animado por el “aliento de la vida.”—Génesis. 2:7 (C)

La comisión de Dios a nuestros primeros padres para multiplicarse y llenar la tierra revela que el destino divino para el hombre fue que él debe habitar la tierra, la cual fue creada para ser su casa perdurable. (Isaías. 45:18) El hombre fue creado como un ser terrenal, perfectamente adaptado al hogar que Dios le había preparado en la tierra. (1 Corintios. 15:47) No se dijo nada a nuestros primeros padres sobre la posibilidad de transferirse a otra parte del universo.

Se le dio al hombre el dominio sobre la tierra y sobre los animales inferiores. (Salmo. 8:4-8) Él debía “sojuzgar” la tierra, significando esto que debía ponerla bajo su control y hacerla hermosa, útil, y fructífera. En el hogar paradisíaco que el Creador les proveyó a nuestros primeros padres, había belleza así como un suministro abundante de comida que sostenía la vida. —Génesis. 2:8,9

Puede asumirse que este maravilloso hogar paradisíaco fue diseñado por Dios para servir como un modelo operativo para el hombre a medida que procuraba realizar la comisión dada a él para llenar la tierra con su prole, y sojuzgarla. Y no es difícil imaginar cómo hubiera sido la situación si el objetivo divino hubiera sido realizado de acuerdo con los arreglos del Creador.

A medida que la familia humana aumentaba en número, aquel hogar paradisíaco que Dios especialmente preparó “en Edén, al oriente” pronto hubiese sido demasiado pequeño, así que sus fronteras tendrían que ser ampliadas según la necesidad. Esto habría continuado hasta que toda la tierra se transformara en un paraíso enorme, lleno de una familia humana perfecta y feliz que disfrutaba de salud y de vida perfecta perdurable, regocijándose en la luz del sol de la sonrisa del Creador. Esto fue el objetivo de Dios en la creación del hombre.

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

 Preguntas

 A fin de entender el plan de Dios para la salvación humana del pecado y de la muerte, es esencial saber el propósito divino en la creación del hombre. ¿Puede usted contestar estas preguntas?

·         ¿Se describe la creación original del universo en el primer capítulo de Génesis?

·         ¿Fueron los “días de la creación” de Génesis períodos de veinticuatro horas?

·         ¿En qué sentido fue creado el hombre a la imagen de Dios?

·         ¿Fue creado el hombre inmortal o se le dio un “alma inmortal”?

·         ¿Qué es un alma humana?

·         ¿Qué fue implicado por el mandamiento de Dios de llenar la tierra y ejercer dominio sobre ella?

·         Explique lo que habría experimentado la raza humana si la voluntad del Creador hubiera sido realizada sin interrupción.



Material de Referencia

(A) “La Nueva Creación,” página 18, par. 1
(B) “La Nueva Creación,” página 39
(C) “La Reconciliación Entre Dios y el Hombre,” páginas 307, 308

Resumen de los Pensamientos Importantes

El hombre fue creado a la imagen moral de Dios, dotado con la capacidad de distinguir lo correcto de lo incorrecto. Se le encargó la comisión de multiplicarse y llenar la tierra, la cual Dios creó como su casa eterna.

 

 


 

EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección II

El Comienzo del Reinado de la Muerte

 

FUE el designio de Dios que el hombre disfrutara de la vida eterna en la tierra, pero fue necesario que él demostrara su mérito para disfrutar de la bendición de vida en su hogar terrenal al demostrar su obediencia a la ley divina. La penalidad por la desobediencia de la ley de Dios fue la muerte. —Génesis. 2:15-17;  Romanos. 6:23

Dios declaró su ley de una manera muy sencilla y así expresó claramente cuál sería la penalidad por la desobediencia. Pero Satanás, hablando por medio de la “serpiente”, le dijo a Eva que la muerte no sería el resultado de desobedecer el mandamiento de Dios. —Génesis. 3:1-5

A través de los años desde aquel tiempo, esta falsedad ha sido expresada de muchos modos distintos, con el resultado de que pocos han creído que la muerte es una realidad. La mayoría de los religiosos en todas partes del mundo pagano y cristiano profeso insisten que “la muerte no existe.” Así que ellos están de acuerdo con la falsedad viciosa perpetrada por el Diablo en el Jardín de Edén.

Eva misma fue engañada por la mentira del Diablo y tomó de la fruta prohibida. Entonces ella se la ofreció a Adán y él la tomó. Pero Adán no fue engañado. Él sabía lo que sería el resultado de su desobediencia. —1 Timoteo. 2:14

Creemos que tal vez es posible que Adán careciera de fe en la capacidad del Creador de tratar con la transgresión de Eva de una manera que sería a su favor; entonces él deliberadamente desobedeció, sintiendo que la vida no valdría la pena sin su ayudante, Eva. Sin importar su razonamiento, su pecado fue voluntario, y la sentencia divina de la muerte vino sobre él. (Génesis 3:17-19) Eva también experimentó la misma condena.

La transgresión y la condena de nuestros primeros padres sucedieron antes del nacimiento de sus hijos. Esto significa que el proceso de morir ya había comenzado cuando nacieron sus hijos. Así que su prole fue imperfecta y automáticamente cayó bajo la condena de muerte. —Romanos. 5:12

De este modo comenzó el reinado del pecado y de la muerte que ha continuado por más de seis mil años. Durante este tiempo han sufrido y han muerto millones de personas. La tristeza, las enfermedades, y el dolor mental y físico han sido experimentados por todos, tanto jóvenes como viejos, en cada generación. Este período largo del sufrimiento humano se describe en la Biblia como una noche de llanto que ha sobrevenido a la raza humana a consecuencia de la ira o la condena de Dios, que recae sobre la gente debido al pecado. (Salmos 30:5) Sin embargo, al debido tiempo de Dios, como veremos más tarde, habrá una liberación del sufrimiento y de la muerte.

 El Apóstol Pablo dijo que “la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia.” (Romanos. 1:18) Ésta es revelada por todo lo que las enfermedades y la muerte nos recuerdan. Verdaderamente, el hombre está aprendiendo el resultado terrible de transgredir la ley divina.

 AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

A fin de entender el plan de Dios para el rescate del hombre caído en la muerte, es necesario captar de forma clara exactamente lo que pasó en el Jardín de Edén.

¿Puede usted contestar estas preguntas?

·         ¿Cuál fue la condición bajo la cual las criaturas humanas perfectas de Dios pudieran disfrutar de la vida eterna en la tierra?

·         ¿Cuál es la penalidad divina para el pecado, y cuál fue el engaño de Satanás al respecto?

·         ¿Fue engañado Adán por Satanás en cuanto a la penalidad por el pecado?

·         ¿Cuál pudiera haber sido la razón de que Adán decididamente transgredió la ley de Dios?

·         Explique por qué la prole de Adán heredó la condena de muerte.

·         ¿Cuál es una de las maneras por la cual la Biblia describe el reinado del pecado y de la muerte?

·         ¿Cómo se revela la ira de Dios desde el cielo?

Material de Referencia

“La Reconciliación Entre Dios y el Hombre,” páginas 407-409

Resumen de los Pensamientos Importantes

La obediencia a la ley de Dios es la condición bajo la cual todas las criaturas inteligentes de Dios puedan disfrutar de una continuación de su favor y de las bendiciones de la vida eterna.

 

 


 

 EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección III

La Esperanza de la Liberación

 

CUANDO Dios pronunció la sentencia de muerte sobre nuestros primeros padres, él no los abandonó sin la esperanza de que en algún tiempo y de alguna manera la penalidad pudiera quitarse. Un rayo de esperanza debe notarse en la declaración que hizo Dios a la “serpiente” con respecto a una “simiente” venidera que le magullaría en la cabeza. —Génesis. 3:15

No podemos suponer que Adán y Eva entendieron claramente las implicaciones de la declaración de Dios acerca de la simiente de la mujer; pero parece que recibieron alguna esperanza por ella, ya que cuando nació su primer hijo Caín Eva dijo, “Por voluntad de Jehová he adquirido varón.”Génesis. 4:1

A la luz de las promesas subsiguientes de Dios, está claro ahora que la declaración de Dios acerca de una simiente que magullaría la cabeza de la serpiente realmente significa que al debido tiempo de Dios Adán y su raza serán liberados de la gobernación de Satanás y del pecado y de la muerte. (Apocalipsis. 20:1-3; 1 Corintios. 15:25,26) Esto significa que se cumplirá el propósito original de Dios en la creación del hombre, y la tierra se hará un paraíso enorme, poblado por la prole redimida y restaurada de Adán y Eva. —Apocalipsis. 21:4

Aproximadamente dos mil años después de la caída del hombre en el pecado y la muerte Dios hizo una promesa a Abran—a quién se le dio más tarde el nombre Abrahán—que por él y por su simiente todas las familias de la tierra serían bendecidas. (Génesis 12:3) Luego, cuando Abrahán probó su mérito al demostrar su buena voluntad de obedecer al Señor al ofrecer en sacrificio a su hijo Isaac, Dios confirmó esta promesa por su juramento. —Génesis. 22:15-18

En el Nuevo Testamento la simiente prometida a Abrahán se identifica como Cristo. (Gálatas.3:8,16) Además, se ofrece la explicación adicional que aquellos que siguen en los pasos de Cristo estarán asociados con él como la simiente prometida. (Gálatas.3:27-29) Esto significa que los cristianos verdaderos participarán con Jesús en la futura obra de bendecir a la humanidad con la salud y la vida.

Fue debido al gran amor de Dios por sus criaturas humanas que, a pesar de que previó que le desobedecerían, él, por medio de Cristo, hizo la provisión de liberarlos de la penalidad de la muerte. (Juan 3:16) El plan de Dios para la liberación de la humanidad de la muerte mediante Cristo está en la misma base que la condena de toda la raza humana por un solo hombre. Todos perdieron la vida por causa de Adán, y todos tendrán una oportunidad de recobrar la vida por medio de Cristo. —1 Corintios. 15:21,22

Hay muchas promesas en la Biblia para asegurarnos de que cuando el plan divino para la liberación de la humanidad del pecado y de la muerte esté completo no habrá más enfermedades, dolor, o muerte, que la alegría remplazará el dolor, y que se limpiarán todas las lágrimas. (Isaías. 25:8,9) Esta liberación de la humanidad del pecado y de la muerte incluirá el despertar de aquellos que hayan muerto. Todos éstos han sido “rescatados” por Jesús y serán restaurados a la vida. —Isaías. 35:10 (A)

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

Saber las respuestas a estas preguntas implica un conocimiento inestimable de los propósitos revelados de Dios que pertenecen a su creación humana. ¿Cuántas puede usted contestar?

·         ¿Abandonó Dios a nuestros primeros padres sin esperanza cuándo pronunció la sentencia de muerte sobre ellos?

·         ¿Qué dijo Eva que indica que ella pudiera haber pensado que su hijo Caín fue la “simiente” mencionada por Dios?

·         ¿Quién es la “Simiente” de la promesa que “magullará” aún la cabeza de la “serpiente”; y qué significará la realización completa de esta promesa en la experiencia humana?

·         ¿Qué promesa hizo Dios a Abrahán acerca de la simiente?

·         ¿Qué explicación hace Pablo en cuanto a la Simiente y quién la será?

·         Explique como el amor de Dios proporcionó la liberación de la humanidad del pecado y de la muerte.

·         Describa las condiciones que se obtendrán en la tierra cuando son quitadas las consecuencias de la caída.

Material de Referencia

(A) “El Plan Divino de las Edades,” páginas 196, 197

Resumen de los Pensamientos Importantes

 

La declaración ambigua hecha a la “serpiente” acerca de una “simiente” es en realidad la primera promesa de Dios respecto a la liberación del hombre caído del pecado y de la muerte.

 


 

 EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección IV

El Salvador y la Salvación

 

CUANDO nació Jesús, un ángel anunció que él sería el Salvador. (Lucas 2:11) El plan de Dios de la salvación para la raza moribunda requirió el sacrificio de una vida humana perfecta como un sustituto por la vida perdida del hombre perfecto, Adán. Pero cada miembro de la raza adámica fue caído e imperfecto de modo que ninguno pudiera llegar a ser un Redentor y Salvador. —Romanos. 3:10; Salmos. 49:7

El amor abundante de Dios por la raza humana caída lo impulsó a enviar a su propio Hijo amado al mundo para que él pudiera ser el Salvador. (Juan 3:16; 1 Juan 4:14) A fin de proporcionar la salvación de la muerte, fue necesario que Jesús se hiciera hombre, que fue cumplido por el hecho de que nació de una madre humana. (Hebreos. 2:9,14) Jesús de buena gana entregó su vida para proveer la salvación para la raza condenada y moribunda. —Juan 6:51

Jesús amó al mundo de la humanidad y no sólo dio su propia vida para que la gente pudiera vivir, sino también soportó mucho sufrimiento y aflicción. (Isaías 53:3-7) Dándose cuenta de lo que Jesús sufrió a favor de nosotros, esto debe motivarnos a desplegar nuestro amor y lealtad por él y por su Padre Celestial, ya que se dio a sí mismo para ser nuestro Redentor y Salvador.

La Biblia usa la palabra “rescate” para describir lo que se llevó a cabo a favor de nosotros por medio de la muerte de Jesús. (1 Timoteo. 2:5,6) La palabra “rescate”, como se utiliza en la Biblia con respecto al plan divino de la redención, significa un precio correspondiente. El hombre perfecto Jesús se hizo un sustituto en la muerte por el hombre perfecto Adán, que perdió su vida a causa de la desobediencia a la ley divina.

La Biblia declara que la penalidad por el pecado es la muerte, pero que Dios ha hecho la provisión para la vida eterna mediante el don de su Hijo amado como el Redentor y el Salvador. (Romanos. 6:23) Esto significa que al debido tiempo de Dios cada miembro de la raza adámica tendrá una oportunidad de aceptar la provisión del amor de Dios y así ser rescatado de la muerte. —1 Corintios. 15:22

El don de Dios de la vida mediante Cristo está disponible sólo por la fe y la obediencia. Sin embargo, hay que informarse de esta provisión de vida para creer. (Romanos.10:14,15) La gran mayoría de la humanidad murió sin haber recibido el conocimiento verdadero de Cristo; pero esto no significa que no tendrán aún una oportunidad de creer en él y de obtener la salvación, pues ellos serán “salvos”, o despertados de la muerte, para este propósito. —1 Timoteo. 2:3-6

La Biblia nos habla de aquel futuro tiempo de la bendición del pueblo cuando el conocimiento del Señor llenará la tierra y cuando todos conocerán al Señor y unidamente le servirán a él.  Isaías. 11:9; Sofonías. 3:9

Aquellos que creen en Cristo ahora y se dedican para hacer la voluntad de Dios se consideran justificados sobre la base de la fe. (Romanos. 4:24) Éstos ya no son enajenados de Dios debido a la condena adámica, sino que están reconciliados con él por la fe. (Romanos. 5:1; 8:1) Si estos seguidores leales y consagrados de Jesús siguen fieles hasta la muerte durante esta Edad Evangélica, ellos serán recompensados con el maravilloso premio de la inmortalidad. —2 Pedro. 1:4; Romanos. 2:7; 1 Corintios 15:53,54

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

Muchos saben que la Biblia habla de la salvación y de Jesús como el Salvador, pero ¿qué significan estas expresiones? ¿Cuántas de las preguntas siguientes puede usted contestar?

·         ¿Cómo podía realizarse la salvación para la raza moribunda?

·         ¿Por qué fue necesario que Jesús naciera en el mundo como un ser humano a fin de ser el Salvador?

·         ¿Cómo sabemos que Jesús así como su Padre Celestial, amó a la raza caída y moribunda?

·         ¿Cuál es el significado de la palabra “rescate” como se utiliza en la Biblia?

·         ¿Cuán extenso será el resultado del “rescate” proporcionado por la muerte de Jesús?

·         ¿Qué provisión hizo Dios a favor de toda la raza de Adán para que tengan una oportunidad de beneficiarse del rescate?

·         ¿Reciben ahora los creyentes la vida por Cristo?

                                                              Material de Referencia

“La Reconciliación Entre Dios y el Hombre,” página 417, par. 2 hasta la página 420

Resumen de los Pensamientos Importantes

Jesús se hizo el Salvador del mundo entregando su vida como un rescate por la vida perdida del padre Adán.

 


 

EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección V

 Siguiendo al Maestro

 JESÚS invitó a aquellos que creían en él a que se hicieran sus seguidores. Él puso en claro, sin embargo, que los únicos que podían ser sus seguidores verdaderos eran quienes estaban dispuestos a negarse a sí mismos y tomar la cruz. (Mateo. 16:24) Jesús explicó que aquellos que no lo amaban aun más que a los miembros de sus propias familias no eran dignos de él. (Mateo. 10:37,38) Estos requisitos del discipulado establecidos por el Maestro son muy exigentes. No son los requisitos bajo los cuales la humanidad en general recibirá finalmente la vida por Cristo, sino son las condiciones bajo las cuales, en este momento, uno puede ser un seguidor verdadero de Jesús.

La abnegación, como enseñada por Jesús, no es simplemente el abandonar ciertas cosas buenas como el comer o renunciar a otros placeres de la vida. Por el contrario, es la privación de uno mismo, una dedicación al Señor que es tan completa y de todo corazón que uno se priva de todos los derechos de gobernar su propia vida. Es la renunciación por completo de su propia voluntad y de sus propios caminos y la aceptación de la voluntad del Señor como regla de la vida. Esto significa un cambio completo en la perspectiva de la vida, una transformación de la mente para conformarse a la voluntad de Dios. —Romanos. 12:2

Llevar la cruz significa más que aguantar experiencias desagradables. Por su parte tomar la cruz y seguir a Jesús significa su consentimiento de sufrir y morir con el Maestro. Aquellos condenados a la muerte conforme a la ley romana llevaban su propia cruz al lugar de la crucifixión. Por su parte llevar una cruz, por lo tanto, significaba que él estaba por el camino de la muerte, y este es el sentido simbólico de llevar la cruz para el cristiano. Como discípulos de Jesús, sufrimos y morimos con él. —Romanos. 6:3-6; 2 Timoteo. 2:11,12

Ser un discípulo de Cristo, por lo tanto, implica mucho más que llevar una vida moral y recta. Significa la dedicación de la vida de uno a la causa de Dios a medida que ésta se lleva a cabo por medio de Cristo. Significa una dedicación a la causa que conduce al sacrificio de uno mismo y de todos los intereses egoístas. Esta es la vida cristiana.

Pero la vida de sacrificio por la causa cristiana tiene sus recompensas de paz y de alegría en el Señor, que son el resultado del aseguramiento de tener la aprobación divina. Esta es una paz y una alegría que están basadas en el conocimiento de que nuestro Padre Celestial amoroso sabe lo mejor para nosotros y hace que todas las cosas nos ayuden a bien. —Romanos. 8:28

Hay también futuras recompensas para aquellos que fielmente entregan sus vidas al pisar en los pasos de Jesús. La promesa para ellos consiste en que si fielmente sufren y mueren con Jesús vivirán y reinarán con él. —Romanos. 8:17,18; Apocalipsis. 3:21

El objetivo de vivir y reinar con Cristo es participar con él en ofrecer las bendiciones de salud y de vida al resto de la humanidad, las cuales él proporcionó por su propia muerte como el Redentor y el Salvador del mundo. El privilegio de participar en la exaltación de Jesús es descrito por Pablo como el “premio del supremo llamamiento.”Filipenses. 3:14

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

No hay ninguna vocación más importante que ser un seguidor dedicado del Maestro, como se demostrarán en las respuestas a estas preguntas:

·         ¿Cuáles son los requisitos del discipulado cristiano establecidos por Jesús?

·         ¿Se esperará en general que el mundo de la humanidad satisfaga estos requisitos a fin de disfrutar de la vida eterna en la tierra?

·         ¿Qué quiso decir Jesús con la expresión “negarse a sí mismo”?

·         ¿Qué significa llevar su propia cruz?

·         ¿Cuáles son algunas recompensas presentes disfrutadas por aquellos que entregan sus vidas por la causa divina?

·         ¿Cuáles son las futuras recompensas por aquellos que sufren y mueren con Jesús?

·         ¿Cuál es el objetivo de vivir y reinar con Cristo?



Material de Referencia

“La Nueva Creación,” página 443, par. 2, y página 444

Resumen de los Pensamientos Importantes

Ser un cristiano verdadero significa mucho más que llevar una vida recta y moral. Significa el sacrificio hasta la muerte.

 

 


 

 

EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE
Lección VI

La Gloria de lo Terrenal

 

UNA de las maravillas de las obras creativas de Dios es su variedad casi interminable. Los evolucionistas creen que esta variedad simplemente indica el desarrollo y la progresión, que fluctúan a medida que una especie evoluciona en otra. Esto sucede, dicen ellos, por casualidad y sin fin. La Biblia no está de acuerdo con esta teoría. La Biblia enseña que la gran variedad en la creación es por causa del diseño del Creador y que las especies son fijas. —1 Corintios. 15:39; Génesis 1:24,25

La orden o especie más alta en la creación terrenal de Dios es la humana. El Apóstol Pablo se refiere a esto como “lo terrenal”, que simplemente significa “de la tierra”. (1 Corintios. 15:40) El hombre fue creado a la imagen de Dios, y su perfección reflejó la gloria del carácter del Creador. — Génesis. 1:26,27; Salmos 8:4,5; Hebreos. 2:6,7

El hombre no fue una mezcla de naturalezas terrenales y espirituales. En todas las creaciones innumerables de Dios no hay ningún híbrido, excepto cuando los haya producido el hombre. Aunque un número muy limitado de las criaturas humanas de Dios será exaltado a una naturaleza más alta en la resurrección bajo las condiciones de la fidelidad al seguir los pasos de Jesús, como veremos en una lección posterior, esto no significa que la gente es, por naturaleza, parcialmente espiritual. —1 Corintios. 15:47-49

Se le dio al hombre perfecto el dominio sobre todas las formas inferiores de la creación terrenal. En este respecto él fue dotado con la gloria oficial del Creador, quién ejerce el dominio sobre todo el universo. — Génesis 1:28; Salmos 8:4-8

A causa de la desobediencia a la ley divina, el hombre no sólo perdió la vida sino también perdió su dominio sobre la tierra. Por eso, ya no vemos la gloria de Dios reflejada en la raza humana como fue poseída por el primer hombre, Adán. Hoy en día vemos al hombre caído, imperfecto y moribundo, e incapaz de desenredarse de la esclavitud de las enfermedades y de la muerte en la cual fue sumergido debido a su pecado. —Salmos 14:1-3; 53:1-3; 49:7; Romanos 3:10, 12,23

Pero Dios sigue amando a sus criaturas humanas; él hizo la provisión para librarlos del pecado y de la muerte. (Salmos 102:19,20; Juan 3:16,17; 5:28,29, La Biblia de las Américas) La provisión de Dios para el mundo condenado y moribundo por el pecado, para sus criaturas humanas terrestres, es el rescate provisto por Jesús. Aunque hoy en día vemos que el hombre sigue muriendo y ha perdido su propio dominio, por la fe vemos que Jesús ya entregó su vida para que se le restauraran al hombre la vida y la gloria terrestre durante los mil años del reino mesiánico.—Hebreos 2:6-9

El propósito divino no es de exaltar a la gente de la tierra a un plano más alto de la vida, sino, por medio de una resurrección, restaurarlos a la vida en la tierra. Esto es descrito por el Apóstol Pedro con la palabra “restitución”, que no significa exaltación, sino restauración. —Hechos 3:21

¡Qué provisión tan gloriosa es ésta para una raza condenada y moribunda por el pecado! Hoy el mundo está lleno de miseria y calamidades, de degradación y dolores, todos los cuales desaparecerán durante el reinado milenario de Cristo. Finalmente, ni una mancha del pecado estropeará la paz y la armonía de la humanidad. No habrá ningún dolor, ni ninguna evidencia del antiguo reinado del pecado y de la muerte. Ya no existirá más ninguna necesidad de tener médicos ni empresarios de pompas fúnebres. Los hospitales serán vaciados de pacientes. En vez de morir e ir a la tumba, la gente volverá de la muerte, y el poder de Dios se utilizará para restaurarlos a la vida. Esta es la provisión amorosa de Dios para el hombre. Este es el destino para la humanidad que ha sido hecha posible por el rescate que está en Cristo Jesús. Esta será la gloria restaurada de lo terrenal.

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

·       Explique la diferencia entre el punto de vista de los evolucionistas en cuanto a la creación y la verdad presentada en la Biblia.

·       ¿Cuál es la orden más alta de la creación terrenal, y cuál es una de las palabras de la Biblia usada al respecto?

·         ¿Es el hombre una mezcla de naturalezas terrenales y espirituales? ¿Cuál fue uno de los aspectos de la gloria con la cual fue dotado Adán por su Creador?

·         ¿Es el hombre capaz de desenredarse de las consecuencias de su pecado? Explique la provisión de Dios para la restauración del hombre a la vida y a su dominio perdido.

·         ¿Qué palabra usa el Apóstol Pedro para describir la restauración de la humanidad?



 Material de Referencia

“El Plan Divino de las Edades,” páginas 177-181

Resumen de los Pensamientos Importantes

El hombre fue creado como un ser terrestre y no es una mezcla de lo terrenal y lo espiritual. Por medio del rescate y la resurrección, él será restaurado a la vida en la tierra como un ser humano.

 


 

 EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE


Lección VII

La Gloria de lo Celestial

 LA PALABRA “celestial” (en inglés) aparece sólo dos veces en la Biblia Rey Jaime. (1 Corintios 15:40) Es una traducción de la palabra griega epouranios. El sentido literal de esta palabra es “sobre el cielo.” (Véase la Concordancia Exhaustiva de Strong.)

Esta misma palabra griega es traducida también como “cielo” por el Apóstol Pablo en una declaración en la cual él contrasta las cosas del cielo con las cosas de la tierra. (Filipenses 2:10) Esto indica que hay creaciones inteligentes de Dios en los reinos del universo por encima, o más allá, del cielo, o hablando más científicamente, más allá de la atmósfera de la tierra.

La palabra epouranios también se traduce como “celestial” (heavenly) en varios lugares. Esta es la palabra que está asociada con el Padre en el nombre, “Padre Celestial.”—Mateo 18:35

El Apóstol Pablo estaba seguro de que el Señor lo libraría del mal de modo que pudiera participar con Jesús en el reino “celestial”. (2 Timoteo 4:18) Aquí también se usa la palabra griega epouranios.

Esta es la palabra que está utilizada también por el Apóstol Pablo cuando, al presentar la esperanza que se ofrece a los seguidores dedicados de Jesús, usa la expresión, “llamamiento celestial.”Hebreos 3:1

Cuando Nicodemo, un gobernante de Israel, expresó su sorpresa a Jesús sobre la idea de “nacer de nuevo,” Jesús se refirió a ella como algo que estaba entre las “cosas celestiales” que la mente humana no podía apreciar. (Juan 3:12) Aquí otra vez se utiliza la palabra griega epouranios.

El Apóstol Pablo usa esta palabra en otro contexto en el cual él enfatiza que los seres celestiales son separados y distintos de los terrenales, es decir, de los seres humanos. (1 Corintios 15:48) Sin embargo, Pablo explica que algunos miembros de la raza humana, en la resurrección, serán exaltados a un estado celestial. — 1 Corintios. 15:49

Es vital tener en mente la importancia de estos textos bíblicos, ya que enfatizan que hay una gran diferencia entre la naturaleza celestial y la naturaleza terrenal, que los dos no son de ninguna manera combinados en uno, como creen muchos erróneamente. El hombre no fue en ningún sentido un ser celestial, o espiritual, cuando fue creado, tampoco se cambiará jamás la naturaleza del hombre aquí en la tierra.

Las Escrituras sí enseñan que aquellos que sacrifican sus vidas terrenales, siguiendo los pasos de Jesús, serán exaltados a la naturaleza celestial en la resurrección. En efecto, en una futura lección descubriremos que hay planos diferentes de vida, o naturalezas, “encima del cielo” y que los seguidores de Jesús serán exaltados al más alto de éstos, aun hasta la naturaleza divina.— 2 Pedro 1:4

Esta es la esperanza gloriosa que las promesas de la Biblia ofrecen a los seguidores fieles del Maestro. Vale mucho más que dejar todo lo que tenemos y somos a fin de alcanzar aquel “premio” glorioso de la naturaleza divina.

La “gloria de lo celestial” es en efecto un maravilloso premio. El Apóstol Pablo lo describe como el “premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” (Filipenses 3:14) Jesús explicó que este “tesoro en el cielo” fue alcanzable sólo por dejar todos los tesoros terrenales y hacerse sus seguidores en la muerte de sacrificio, que él ilustró con la idea de tomar nuestra cruz como sus discípulos. (Mateo 16:24) Que todos aquellos que hayan puesto sus afectos en las cosas de arriba sean diligentes a medida que siguen adelante en el camino angosto que conduce a la gloria, la honra, y la inmortalidad.

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

·         ¿Cuántas veces aparece la palabra “celestial” en la Biblia, cuál es la palabra griega de la cual se traduce y cuál es su sentido?

·         ¿Qué otras palabras se usan en el Nuevo Testamento para traducir la palabra griega epouranios?

·         ¿Cuál es el significado del contraste que hace Pablo entre las cosas del cielo y las cosas de la tierra?

·         ¿Qué quiso decir el Apóstol Pablo con la expresión “reino celestial” y “llamamiento celestial”?

·         ¿Qué dijo Jesús a Nicodemo sobre las cosas “celestiales”?

·         ¿Son combinadas en un solo ser las naturalezas celestiales y terrenales? ¿Si no, por qué esperan los seguidores de Jesús convertirse en seres celestiales en la resurrección?

·         ¿Hay otros planos distintos de existencia “encima del cielo”?



Material de Referencia

“El Plan Divino de las Edades,” páginas 185-189

Resumen de los Pensamientos Importantes

La Biblia enseña que Dios ha creado a seres en planos más altos de la vida que el humano y que se les promete a los seguidores fieles de Jesús la exaltación a lo más alto de éstos, que es el plano divino.

 

 


 EL PLAN DE DIOS PARA EL HOMBRE

Lección VIII

La Esperanza de la Inmortalidad

 

AQUELLOS que poseen la inmortalidad viven eternamente, pero la vida eterna no es necesariamente la inmortalidad. Si nuestros primeros padres hubieran permanecido obedientes a su Creador y si se les hubiera permitido seguir tomando de los árboles dadores de vida en Edén, ellos habrían vivido para siempre, pero no habrían sido inmortales. —Génesis. 3:22-24

La inmortalidad es la indestructibilidad. Es una calidad de la naturaleza divina que fue poseída al principio sólo por Dios y fue conferida a Jesús en el momento de su resurrección. —Juan 5:26; Heb. 1:3; Mateo. 28:18

El Apóstol Pablo nos informa que Jesús sacó a luz la vida y la inmortalidad por el Evangelio. (2 Timoteo 1:10) El Evangelio es las buenas nuevas de la salvación de la muerte por la sangre redentora de Jesucristo. Durante la Edad Milenaria la vida eterna será ofrecida al mundo entero de la humanidad en la realización de la promesa de Dios de bendecir a todas las familias de la tierra, pero aquellos que ahora aceptan a Cristo, sobre la base de la fe, y dedican sus vidas al Señor se les promete la inmortalidad.—Romanos 2:7

Esto significa que los seguidores fieles de Jesús, en la resurrección, serán exaltados hasta lo sumo para ser semejantes a él. (1 Juan 3:1-3) Ser semejante al Jesús resucitado significa ser un partícipe de la naturaleza divina. —2 Pedro 1:4

Llegar a esta condición y posición exaltada implica la humildad y la fidelidad al Señor en la vida presente, una fidelidad demostrada por un consentimiento de sacrificar la vida misma en el servicio del Señor. Y esto debe ser una fidelidad perdurable que continua hasta la muerte. — Apocalipsis. 2:10

El hombre fue creado mortal. Esto significa que la muerte fue una posibilidad, pero no una necesidad. La muerte para los humanos se hizo una certeza debido al pecado. (Génesis 2:17; Romanos 5:12) Los seguidores de Jesús siendo miembros de la raza humana son, por naturaleza, mortales. Por medio de la fe, la condena de la muerte es quitada de ellos, y entregan su humanidad justificada en sacrificio. — Romanos. 5:18; 8:1

El Apóstol Pablo usa las palabras contrastantes “corruptible” e “incorruptible” para describir las cualidades de la mortalidad y la inmortalidad, y él nos informa que en la resurrección los cristianos, quienes son mortales ahora, o corruptibles, se visten de la incorruptibilidad. Para enfatizar Pablo repite este pensamiento, usando las palabras mortal e inmortalidad. —1 Corintios. 15:53,54

Pablo se refiere al tiempo cuando la muerte es sorbida en victoria. Esta es una de las promesas de Dios del Antiguo Testamento que se aplica a la Edad Milenaria cuando la humanidad es restaurada a la vida perfecta en la tierra. (1 Corintios 15:54,55; Isaías 25:7,8) Pero estas bendiciones de la vida eterna para los humanos no pueden llegar al mundo de la humanidad hasta que todos los seguidores verdaderos de Jesús durante la edad presente se hayan demostrado dignos de la exaltación a la inmortalidad. Entonces éstos vivirán y reinarán con Cristo con el objetivo de destruir al gran enemigo, la muerte. —1 Corintios 15:25,26; Apocalipsis 20:6

AYUDAS PARA LOS ESTUDIANTES

Preguntas

·         Explique la diferencia entre la inmortalidad y la vida eterna.

·         ¿Cuál es una de las cualidades de la inmortalidad, y quién la poseía primero?

·         Explique la manera en la cual Jesús sacó a luz la vida y la inmortalidad por el Evangelio.

·         ¿Cuándo son exaltados a la naturaleza divina los seguidores de Jesús? ¿Cómo se califica alguien para recibir la inmortalidad?

·         ¿Mueren los seguidores de Jesús como humanos condenados? Explique.

·         ¿Cómo explica el Apóstol Pablo la exaltación de los cristianos a la inmortalidad, y cuando ocurre esto?

·         ¿Cuándo será sorbida la muerte en victoria?

Material de Referencia

“El Plan Divino de las Edades,” página 212, par. 1, y página 213

Resumen de los Pensamientos Importantes

El hombre no fue creado inmortal, sino que la inmortalidad se promete a los seguidores fieles de Jesús y se les confiere en la resurrección.


 http://www.dawnbible.com/es/booklets/planforman.htm


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Solicite hoy mismo sus folletos gratuitos y obténga las respuestas a todas estas preguntas. O puede leer los folletos en nuestro sitio web:

 HuntsvilleBible.com

Sitio en Ingles

Los Estudiantes de la Biblia Boaz, esperan que usted haya recibido una bendición del estudio anterior. Si usted tiene algún comentario o pregunta con respecto a este artículo o cualquier cosa que tenga que ver con las Escrituras, nos encantaría saber de usted. Si estás interesado en unirte a nuestros estudios bíblicos contáctanos abajo.Puede enviarnos un correo electrónico a Biblestudents@gmail.com o Visitarnos en Facebook en: Boaz Bible Students, desde allí también puedes encontrar nuestra página web.

Boaz Bible Students

    PO Box 162

    Boaz, AL 35957

Puede descargar libros de Estudiantes de La Biblia en diversos idiomas así como otras publicaciones de interés aquí:

 

https://bibliotecateologica.click/es/

 

ESTUDIO MAS RECIENTE

LA FE QUE OBRA

  SANTIAGO 2:14-23 "Te mostraré mi fe por mis obras" -Santiago 2:18 MUCHOS han supuesto un conflicto de opinión entre las en...

OTROS ESTUDIOS DE INTERES (Y MUCHOS MAS EN NUESTRO ARCHIVO DE PUBLICACIONES)