viernes, 7 de octubre de 2022

“EL DIA DE LA VENGANZA”

 


"El día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado." "Es el día de la venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sión." (Isaías. 63:4; 34:8. RVR 1960)


Hablan los Profeta-El tiempo está cerca-El propósito de este Volumen. Observaciones Generales.


Así, el profeta Isaías se refiere a ese período que Daniel (12:01) describe como "un tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces"; de los cuales Malaquías (4:1) dice: "He aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa"; en la que el apóstol Santiago (5:1-6) dice que los hombres ricos lloraran y darán alaridos por las miserias que  vendrán sobre ellos; el día que Joel (2:02) describe como un día de nube y de sombra; que Amos (5:20) dice  es "tinieblas y no de luz, oscuridad que no tiene resplandor"; y del cual el Señor Jesucristo se refiere (Mateo 24:21,22) como un tiempo de "gran tribulación", así será de  destructivo en su carácter que, si no se ve interrumpido, ninguna carne sobreviviría  a sus estragos.

 Aquel día oscuro y sombrío  descrito por los profetas es un día de juicio sobre todas las naciones y además día de juicio y recompensa individual entre quienes componen esas naciones, ese es un punto que se desprende de las escrituras. Pero seria de interés que el lector tome nota de estos y sepa diferenciar entre el juicio a las naciones y el juicio individual. Mientras las naciones  que conforman el mundo se componen de individuos,  los individuos son en gran parte responsables de los cursos de las naciones, por lo que deben sufrir mucho por las calamidades que les acontecen a estas , sin embargo, el juicio de los individuos del mundo será distinto del juicio sobre las naciones.

 El día del juicio individual para el mundo será en  la Edad Milenaria, como ya se ha demostrado. * Esto acontecerá, cuando en  condiciones favorables entre en vigor   la nueva alianza o nuevo pacto, y se  le otorgue  un claro conocimiento de la verdad, y toda la ayuda posible para incentivar a la justicia, a todos los hombres individualmente y no colectivamente como naciones ni como organizaciones sociales, estarán en una época de juicio para  vida eterna. El juicio de las naciones, ahora establecidas, es un juicio de los hombres en sus capacidades colectivas (religiosos y civiles). Las instituciones civiles del mundo han mantenido un arrendamiento a largo plazo del poder; y ahora, como el "Tiempos de los Gentiles"  ha llegado a su fin, deben rendir sus cuentas. De acuerdo con el juicio del Señor, expresado previamente por los profetas,  ninguna de ellas se encontrará digna de una renovación de ese contrato de arrendamiento para seguir existiendo y manteniendo el poder. Dios ha decretado que el poder les será quitado, y que Aquel que tiene el derecho es el que tomara  el reino, y las naciones  le serán dadas a él por una herencia. (Ezequiel. 21:27; Daniel. 07:27; Salmos. 2:08; Apocalipsis. 2:26,27)

 *Volumen I  Estudios  de Las Escrituras Capitulo 8

 Escuchen las palabras de Jehová a las naciones reunidas delante de él para ser juzgadas: "Acercaos, naciones, juntaos para oír, y vosotros, pueblos; Oiga la tierra y cuanto hay en ella, el mundo, y todo lo que produce. Porque Jehová esta airado contra todas las naciones, e indignado contra todo el ejército de ellas; las destruirá y las entregara al matadero ". "Más Jehová es... Rey eterno: a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación." "Llegara el estruendo hasta el fin  de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra  las naciones.... Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que el mal irá de nación en nación, y una grande tempestad [problemas  junto a conmoción intensa y complicada] se levantara de los fines de la tierra. Y yacerán los muertos de Jehová en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de la tierra. ““Esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros, porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo,  todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida  toda la tierra [el actual orden social], y luego, “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento. ".(Isaías. 34:1,2; Jeremías. 10:10; 25:31-33; Sofonías. 3:8,9; Lucas 21:25).

 Ya hemos mostrado * que el tiempo está cerca, y que los acontecimientos del día de Jehová están incluso ahora acumulándose alrededor de nosotros. Unos años más  son necesarios para madurar los elementos que ahora trabajan en la dirección de la angustia predicha; y, conforme a la palabra profética hecha más segura, la actual generación será testigo de la terrible crisis y pasar por el conflicto decisivo.

 

*Volumen. II Estudios de Las Escrituras.

 

 No es nuestro propósito, al llamar la atención sobre este tema,  despertar una mera sensación, o  tratar de satisfacer la curiosidad ociosa. Tampoco podemos esperar que se produzca un arrepentimiento en los corazones de los hombres que trabajan por  un cambio en el orden social, político y religioso de la sociedad, y  así evitar de esta manera la calamidad inminente. La angustia que se acerca  es inevitable: las causas poderosas que la mueven están plenamente trabajando  y ningún poder humano es capaz de detener su funcionamiento y el progreso hacia el fin determinado: los efectos deben seguir como el Señor  lo previó  y anuncio. Ninguna mano excepto la mano de Dios podría detener el progreso de la actual corriente de los acontecimientos; y su mano no lo hará hasta que las amargas experiencias de este conflicto queden estampadas como una lección en el corazón de los hombres.

 El objetivo principal de este volumen no es, por lo tanto, para iluminar al mundo, lo cual lo pudieran apreciar si únicamente siguieran la lógica de los acontecimientos, este no tiene otro fin que el de prevenir de antemano, consolar, animar y fortalecer " a la familia de la fe", para que no estén consternados, si no que estén  en plena armonía y estén de acuerdo, incluso, con las medidas más severas de la disciplina divina, que Jehová aplicara en su juicio contra el  mundo, viendo a través de la  fe, el resultado glorioso en los preciosos frutos de justicia y de paz duradera.

 El día de la venganza está naturalmente relacionado con el objetivo de la benevolencia divina, que es el derrocamiento de todo el orden actual de cosas, preparando de este modo el camino  para el establecimiento permanente del Reino de Dios en la tierra, bajo Cristo, el Príncipe de  Paz.

 El profeta Isaías (63:1-6), contemplo en una visión, el final de la cosecha de la Edad Evangélica, el observo un poderoso Conquistador, hermoso en su vestido (vestido con autoridad y poder), y a caballo marcha hacia adelante, victorioso contra todos sus enemigos, con cuya sangre  todos sus vestidos están manchados. Él indaga quién es  ese extraño tan maravilloso, preguntado: "¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿Este hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder?”

 Edom, como se recordará, fue el nombre dado a Esaú, el hermano gemelo de Jacob, después de que él vendió su primogenitura. (Génesis 25:30-34) El nombre también fue aplicado posteriormente tanto a las personas descendientes de él como para el país en el que se establecieron. (Ver Génesis 25:30; 36:1;. Números  20:18, 20,21;.. Jeremías 49:17) Por lo tanto, el nombre de Edom es un símbolo apropiado de una clase que, en esta era, han vendido su derecho de primogenitura de manera similar; y que, también, la han considerado tan insignificante y de menos valor como el plato de lentejas que determino la conducta de Esaú. El nombre que  a menudo  fue tan utilizado por los antiguos profetas, en la actualidad hace referencia  a esa gran multitud de cristianos profesos, que a veces se llaman "el mundo cristiano", o "la cristiandad" (es decir, el Reino de Cristo), el uso de  este nombre  debería moverlos a la reflexión y reconocer que lo están utilizando de manera inapropiada, traicionando con una gran falta de comprensión cual es el objeto y carácter verdadero del Reino de Cristo , así como la forma y el tiempo señalado en que será establecido. Ellos son simplemente denominaciones jactanciosas que tergiversan la verdad. ¿Es el mundo   más cristiano ahora? ¿O es esta parte del mundo que proclama el nombre de cristianos?, ¿es realmente cristiana (Europa y América)?. Oír el estruendo de  los cañones, mientras los ejércitos se  movilizan, el agudo silbido de los proyectiles, los gemidos de los oprimidos y los murmullos de las naciones airadas, hace que se  responda con un  ensordecedor: ¡No! ¿Estas naciones son el Reino de Cristo, representan el cristianismo verdadero? ¿Quién se atreve, en efecto, tomar sobre sí la responsabilidad de probar una afirmación tan monstruosa? La falsedad de tal afirmación es tan evidente que cualquier intento de justificar el nombre de la cristiandad sólo elimina las últimas ilusiones que podamos tener en este sentido. Nadie podría incluso llevar a cabo semejante tarea.

 El  nombre simbólico "Edom" en su aplicación encaja a la perfección en la cristiandad. Las naciones de la llamada cristiandad han tenido privilegios por encima de todas las otras naciones, porque, para ellos, como a los israelitas de la época anterior, le fueron confiada la palabra de Dios. Como resultado de las influencias iluminadoras de la Palabra de Dios, tanto directa como indirectamente, estas naciones han disfrutados de todas las bendiciones de la civilización; y por otro lado han contado con  la presencia en medio de ellos de unos pocos santos (un "pequeño rebaño"), desarrollados bajo la influencia de la palabra de Dios en estas naciones, resultando ser  ellos como "la sal de la tierra", conservándose  hasta cierto punto castos y puros de la corrupción moral absoluta. Y éstos, por sus ejemplos piadosos, y por la energía  que han mostrado al anunciar La palabra de vida, se han transformado en "la luz del mundo", mostrando a los hombres el camino  de regreso a Dios y a la justicia. Pero sólo unos pocos en todas estas naciones favorecidas han disfrutado de los beneficios otorgados a ellos como  herencia, por razón de haber nacido  en  tierras tan bendecidas por la influencia de la Palabra de Dios, ya sea directa o indirectamente.

 Al igual que Esaú, las masas de la cristiandad han vendido su primogenitura, su derecho de ventaja especial y excepcional. Por las masas, nos referimos no sólo la parte agnóstica de la misma, sino también la gran mayoría de los maestros mundanos de la religión de Cristo, que son cristianos sólo de nombre, pero que carecen de la vida de Cristo en ellos. Estos han preferido los bocados que presentan las actuales ventaja terrenal que  todas las bendiciones  que provienen de la comunión y la amistad con Dios y de Cristo, además de la herencia gloriosa que  Cristo prometió a los que siguen fielmente sus pasos de sacrificio. Estos, a pesar de que son nominalmente  el pueblo de Dios, el  Israel espiritual de Dios de la Edad Evangélica, son como el "Israel según la carne" en la era judía, un tipo que  realmente tuvo   poco o ningún respeto por las promesas de Dios. Estos, si bien son de hecho un poderoso ejército, que lleva el nombre de Cristo, y que se  presenta ante el mundo como la Iglesia de Cristo; a pesar de que se han fundados grandes organizaciones que representan las varias divisiones en el cuerpo de Cristo  que dicen profesar; aunque se han escrito volúmenes masivos de una "teología sistemática", y fundado numerosos colegios y seminarios para la enseñanza de éstos; y aunque se han hecho "muchos milagros" en el nombre de Cristo, que  están, sin embargo, en contra de las enseñanzas de su Palabra; éstos constituyen la clase de Edom que han vendido su primogenitura. La clase incluye casi toda la "cristiandad", todos criados en las llamados tierras cristianas, que no han hecho uso de los privilegios ni de las bendiciones del Evangelio de Cristo ni han conformado su vida al mismo. El resto son los pocos individuos justificados, consagrados y fieles que están unidos a Cristo por una fe viva, y que, como "ramas", permanecen en Cristo, la vid verdadera. Estos constituyen el verdadero Israel de Dios, israelitas en verdad, en quien no hay engaño.

 

El Edom simbólico de la profecía de Isaías se corresponde con la Babilonia simbólica del Apocalipsis y de las profecías de Jeremías y Ezequiel. Es de esta manera que  el Señor designa y describe este gran sistema en el que los hombres se atribuyen el nombre engañoso de “cristianos” o “reino de Cristo”. La tierra de Edom simboliza toda la "cristiandad", por lo que su ciudad capital, Bosra, representada  el “clericalismo”, el mundo eclesiástico,  la ciudadela de la Cristiandad. El profeta nos presenta al Señor como un guerrero victorioso que hace una gran masacre en Edom, y en especial en Bosra. El nombre de Bosra significa "redil". Bosra incluso aún destaca en la actualidad por sus cabras, y la masacre de este día de la venganza se dice que es de los "corderos y cabras." (Isaías 34:6) Las cabras corresponderían a la "cizaña", mientras que los corderos representarían los santos de la tribulación (Apocalipsis 7:14;. 1 Corintios 3:01), quienes no aprovecharon las oportunidades que se les otorgaron, ni se esforzaron como para obtener el premio de su alta vocación; y que por tanto, aunque no eran rechazadas  por el  Señor, no fueron tenidos por dignos de escapar de la angustia como "ovejas" maduras en forma espiritual: llamadas,  elegidas y fieles.

 La respuesta a la pregunta del Profeta:"¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos?" Es: "Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar." Este es el mismo Ser poderoso del que habla Juan en el Apocalipsis. 19:11-16, el "Rey de reyes y Señor de señores," El Ungido de Jehová, nuestro bendito Redentor y amado Señor Jesús.

 Para nuestra información el Profeta indaga más allá, preguntando: "Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar?" Escuche la respuesta: "He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo, los pise con mi ira, y los hollé con mi furor, y su sangre salpicó mis vestidos, y manche  todas mis ropa, porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. Miré, y no había quien ayudara, y me maraville que no hubiera quien sustentase;  y me salvo mi  brazo [poder]; y me sostuvo mi ira, Y con mi ira hollé los pueblos, y los embriague en mi furor, y derrame en tierra su sangre”. Y el autor del Apocalipsis añade: "Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso." (Isaías 63:1-6,  Apocalipsis. 19:15).

 El pisoteo del lagar es la última característica del trabajo de la cosecha. La cosecha y la recolección se efectuaran primero. Así que este hollar del lagar de la ira de Dios en   "la viña de la tierra " (la vid falsa que se ha apropiado indebidamente del nombre cristiano y del Reino de Cristo) acontecerá cuando sus racimos de iniquidad estén completamente maduros (Apocalipsis. 14:18-20), representando el último trabajo de este período de la “cosecha", llena de grande acontecimientos.* Ilustrando en nuestras mentes los últimos aspectos del gran tiempo de angustia que  golpeará a todas las naciones, y del que estamos tan ampliamente informados por las Escrituras.

 * Volumen  III Estudios De Las Escrituras Capítulo 6.

 El hecho de que al Rey de reyes se representa como “quien pisa el lagar " solo indica que el poder ejercido para  derrocar a las naciones será un poder divino, y no  simplemente el poder humano. Será el poder de Dios que castigará a las naciones, y que con el tiempo "saque a victoria el juicio [la justicia, la rectitud, la verdad]." "Él herirá  la tierra con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios [la fuerza y el espíritu de su verdad] matará al impío. " (Mateo 12:20; Isaías. 11:04; Apocalipsis. 19:15; Salmos 98:1) Ningún comando compuesto por seres humanos  podrán atribuirse los honores de la próxima victoria de la verdad y la justicia.  El conflicto  que  las naciones estarán librando será salvaje, y  el mundo se convertirá en un  campo de batalla y de angustia  para las gentes; y ningún ser humano  llamado Alejandro, César o Napoleón se encontraran para poner orden  a la  terrible confusión.  Al final se sabrá que el gran triunfo de la justicia y la verdad, y el castigo de la iniquidad con su justo merecido para los inicuos, fue provocado por el gran poder del Rey de reyes y Señor de señores.

 Todas estas cosas han de llevarse a cabo en los días finales de la Edad Evangélica, porque, como dice Jehová por medio del profeta (Isaías. 63:4; 34:8), "El año de mis redimidos ha llegado", y "es el día de la venganza de Jehová, y el año de retribuciones en el pleito de Sión." Durante toda la Edad Evangélica Dios ha tomado conocimiento de la controversia, el pleito y contienda, en la Sión nominal (la cristiandad). Ha observado cómo sus fieles santos han tenido que luchar por la verdad y la justicia, e incluso a sufrir persecución por causa de la justicia "en las manos” de aquellos que se opusieron a ellos en el nombre de Jehová; y es de acuerdo con sus propósitos sabios que Jehová se  ha abstenido hasta ahora de intervenir; pero ahora el día de “retribuciones” ha llegado, y Jehová tiene una controversia contra  ellos, como está escrito: "Porque Jehová contiende con los moradores de la tierra, porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar y mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidios tras homicidios se suceden. Por lo cual se enlutara la tierra, y se extenuara todo morador en ella. "(Oseas. 4:1-3) Esta profecía, ciertamente que se cumplió en el Israel carnal, pero su aplicación es de carácter doble y más completa en la nominal Israel espiritual, es decir la cristiandad.

 "Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne,  entregará los impíos a espada, dice Jehová." "Oíd ahora lo que dice Jehová,... Oíd, montes [reinos], y [hasta ahora] fuertes cimientos de la tierra [la sociedad]; el pleito de Jehová; porque Jehová tiene pleito con su pueblo "," Él entregara los impíos a la espada "-Jeremías. 25:31; Miqueas 6:1,2

 

Escuchemos nuevamente hablar al profeta Isaías acerca de esta controversia: “Acercaos, naciones, juntaos para oír; y vosotros, pueblos, escuchad. Oiga la tierra y cuanto hay en ella: el mundo, y todo lo que produce [todas las cosas egoístas y malvados que vienen del espíritu del mundo].Porque Jehová esta airado contra todas  las naciones, e indignado contra todo el ejército de ellas;  las destruirá [teniendo el punto de vista futuro]  y las entregara al matadero,... Y su tierra se embriagará de sangre, y su polvo se engrasara de grosura. Porque es el día de la venganza Jehová,  año de retribuciones en el pleito de Sión. “. (Isaías. 34:1, 2, 7,8)

 Así, Jehová herirá a las naciones y hará que se conozca su poder, él librará a su pueblo fiel que mantiene su integridad al no ir tras las multitudes en el camino del mal, sino que en su totalidad sirven a Jehová su Dios, a pesar de morar en medio de una generación maligna y perversa. E incluso este terrible juicio sobre el mundo y sobre las naciones, que serán hechas  pedazos como vasija de alfarero, demostrará ser una valiosa lección para ellos cuando vengan adelante al juicio individual bajo el reinado milenario de Cristo. Por lo tanto, aun en tu ira,... ¡Jehová acuérdate de tus misericordias!


Tomado del Volumen  IV “La Batalla de Armagedón” ESTUDIO I   (Estudios De Las Escrituras (Ingles))

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Solicite hoy mismo sus folletos gratuitos y obténga las respuestas a todas estas preguntas. O puede leer los folletos en nuestro sitio web:

 HuntsvilleBible.com

Sitio en Ingles

Los Estudiantes de la Biblia Boaz, esperan que usted haya recibido una bendición del estudio anterior. Si usted tiene algún comentario o pregunta con respecto a este artículo o cualquier cosa que tenga que ver con las Escrituras, nos encantaría saber de usted. Si estás interesado en unirte a nuestros estudios bíblicos contáctanos abajo.Puede enviarnos un correo electrónico a Biblestudents@gmail.com o Visitarnos en Facebook en: Boaz Bible Students, desde allí también puedes encontrar nuestra página web.

Boaz Bible Students

    PO Box 162

    Boaz, AL 35957

Puede descargar libros de Estudiantes de La Biblia en diversos idiomas así como otras publicaciones de interés aquí:

 

https://bibliotecateologica.click/es/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTUDIO MAS RECIENTE

LO QUE PREDICAMOS Y ENSEÑAMOS // WHAT WE PREACH AND TEACH

"Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado." — 1 Corintios 2:2   // "For I...

OTROS ESTUDIOS DE INTERES (Y MUCHOS MAS EN NUESTRO ARCHIVO DE PUBLICACIONES)